PARIS 2006

Después de la sorpresa del crucero el que por aquel entonces era mi novio aún seguía intentando conquistarme y decidió darme una de las mayores sorpresas de mi vida hasta aquel momento, llegó a casa el 23 de noviembre, día de mi cumpleaños y me puso un video con imágenes de nuestro viaje por las islas griegas y el final decía… ¿Cuál será nuestro próximo destino? París. Las lágrimas caían de mis ojos porque París era una de las ciudades que más deseaba conocer, así  que a finales de noviembre vería cumplido uno de mis grandes sueños.

DÍA 1: cogemos el vuelo en el aeropuerto de Asturias después de comer. Llegamos a Paris a media tarde, el hotel estaba situado muy cerca del mítico Moulin Rouge, dos estrellas y bastante mediocre, recuerdo que el colchón de la cama era de espuma, se hundía y acababas siempre durmiendo en el medio, pero bueno esto a nosotros nunca nos ha importado demasiado, sino no hubiésemos podido viajar tanto…

Dejamos las maletas y cogemos el metro hacia la Torre Eiffel, nunca olvidaré la imagen de ella iluminada en el tramo donde el metro sale a la superficie, preciosa y monumental.

Subimos a ella, ya que teníamos las entradas para el ascensor sacadas de antremano, disfrutando de las vistas de la increíble ciudad que se extiende a sus pies; pasamos muchísimo frio y al bajar lo primero que hicimos fue coger un chocolate caliente en un puesto ambulante en frente de la torre.

De camino al hotel cenamos en un restaurante que se alejaba bastante de los que solemos frecuentar en nuestros viajes, pero de aquella como os he dicho éramos unos principiantes, aun así no era excesivamente caro, yo me pedí una ensalada de rúcula con queso de cabra, pasas y piñones y un postre.

DÍA 2: desayunamos en el hotel y nos vamos a recorrer la ciudad. Comenzamos por el magnífico Museo del Louvre, entramos a ver entre otras obras la famosa Gioconda, pequeñita, es verdad, sobretodo frente al cuadro más grande del museo, Las Bodas de Caná de Veronese, pero no por ello menos interesante, así me compré un puzle de mil piezas para tenerla en mi casa.

LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO de DELACROIX

Después del museo nos dirigimos a la Avenida de los campos Eliseos, vemos el Arco del triunfo a lo lejos y comemos en un McDonald situado en la misma avenida.

Por la tarde vamos de visita a  Notre Dame, entramos y subimos a la torre para poder ver de cerca sus famosas gárgolas, aunque no estaba Quasimodo, que Victor Hugo crease para la famosa novela Nuestra Señora de París; al salir disfrutamos del ambiente navideño y de sus calles para acabar el día cenando  en un restaurante kebab y muy, muy cansados…

DÍA 3: hoy toca volver a la infancia y visitar EuroDisney; vamos en tren desde París, el trayecto dura aproximadamente una hora; en mi opinión esta no es la mejor época para visitar el parque, ya que aunque la decoración navideña lo hace aún más espectacular, el tiempo no nos acompañó, el agua y el viento estuvieron presentes y hubo un buen rato donde pararon prácticamente todas las atracciones, lo que hizo que acabásemos montados en Dumbo…si bien luego abrieron muchas y pasamos una tarde de lo mas divertida disfrutando de las atracciones y del espectacular encendido nocturno del Castillo con los fuegos artificiales.

Otro de los inconvenientes en esta fecha es que oscurece muy pronto, aun así nos encantó y como os cuento en el diario de nuestra luna de miel, nada tiene que envidiar al de Orlando.

DÍA 4: hoy volvemos a disfrutar de la ciudad y nos dirigimos al Arco del triunfo, teníamos entradas reservadas para subir y observar las maravillosas vistas.

Caminamos por los Campos Eliseos hacia el obelisco de la Plaza de la Concordia, para posteriormente seguir hacia el Palacio Nacional de los Inválidos y visitar la tumba de Napoleón.

Tengo que deciros que aquí estaba agotada, la caminata que hicimos fue impresionante; comimos cerca de aquí y por la tarde nos fuimos de nuevo a la zona del Louvre a comprar unos recuerdos en las muchas tiendas de suvenires que allí ahí. Cogemos algo de comida para llevar y nos vamos al hotel a descansar.

EL ARCO DEL TRIUNFO DEL CARRUSEL. Mandado construir por Napoleón en 1809, siguiendo el modelo del Arco de Constantino en Roma. Los cuatro caballos originales de la cuadriga de bronce que se halla en lo alto del arco son una réplica de los que están en el museo de la Basílica de San Marcos de Venecia, ya que los originales fueron parte del botín de guerra que Napoleón consiguió al abolir la república de Venecia (1797), los cuales se encontraban en la plaza de la catedral de San Marcos (y habían sido traídas de Constantinopla tras el saqueo de la ciudad en 1204).WIKIPEDIA

DÍA 5: hoy nos toca volver a Asturias, pero nuestro vuelo sale por la tarde, así que decidimos aprovechar la mañana, mi marido quiere visitar la tumba de Jim Morrison en el Cementerio Père-Lachaise; yo sin embargo estoy muerta de sueño y además no me gustan los cementerios, así que quedó durmiendo.

Cuando llega nos vamos con las maletas hacia nuestra última visita, el Sacré Coeur, increíble, precioso y con unas vistas maravillosas de la ciudad.

Y así concluía la primera de unas cuantas visitas a París…

SE ACABÓ LO BUENO