Menorca 2016: Un paraíso

Día 3: Cala Mitjana, para mi la mejor, y Binibeca

Hoy, tras desayunar tranquilamente y preparar la comida para hoy, nos decidimos por la que, para nosotros, es la mejor cala de todas por su color de aguas y variedad en cuanto a poder hacer Snorkel: Cala Mitjana. Unas aguas de ensueño, arena blanca y posibilidad de tirarte desde las rocas o hacer snorkel a placer por alguna de sus cuevas; además cogimos la zona del final, junto a las rocas, con lo que teníamos sombra para la nevera y no estábamos rodeados de gente Aplauso

En este punto debo decir que el GPS del google maps me llevó a coger el Camin de Cavalls en un punto que no era el parking oficial de esta cala, que parece ser que queda más cerca; lo vimos al irnos y la verdad que yo creo que poco más cerca quedaba, 20 minutos caminando no te los quita nadie, pero merecen la pena y mucho.

Ibamos bien preparados para no pasar hambre Muy feliz

Pasamos un dia genial bañándonos en esas aguas turquesas y no parando de hacer Snorkel, si bien las aguas menorquinas no están tan calientes como las ibicencas, a las que iríamos una semana después, pero al lado del cantábrico todo nos parecía estupendo Riendo

El camino de vuelta costó un poco, pero se hizo mejor a pesar del calor al habernos bañado tantas veces y algo menos cargados de comida y bebida (la nevera con las placas nos dio la vida)

Tras ducha etc nos fuimos al pueblecito de pescadores que habíamos leído, Binibeca, metiendo en el GPS la Carrer des Timó (coordenadas 39,8248000, 4,2296990), ya que con la vista satélite se veían coches aparcados allí justo antes de la entrada al pueblecito, y aparcamos perfectamente en la puerta. (Binibeca, no confundir este pueblecito con otra zona que te sale en google maps al poner en el gps Binibequer)

La verdad que el pueblecito se ve en nada, pero merece la pena por lo pintoresco que es, y más al caer la tarde con los colores rojizos; nos tomamos unos batidos y unas tostas con queso menorquín, muy buenas, y para el apartamento.

Fiesta