Día 5: Adiós Lisboa, hola Fátima

Tras recogerlo todo y dejar las llaves dentro del piso como acordamos con Antonio, nos fuimos de vuelta a Asturias, previo paso por Fátima ya que mi suegra siempre había querido ir a conocerla; pensé que iba a ser más difícil aparcar pero al llegar pronto, las 10:00 de la mañana, (está una hora y poco de Lisboa) conseguimos aparcar sin problema en uno de sus numerosos parkings. Entramos en la Basílica a ver la tumba de los pastores y la estatua de la Virgen de Fátima etc. para a continuación acceder a la plaza; la verdad que el conjunto arquitectónico es impresionante, tanto si eres creyente como sino.

De aquí ya nos volvimos a España pasando por los peajes electrónicos de la A24, saliendo por Chaves, peajes que habíamos pagado previamente ya que ahora hay unos puestos a la entrada de Portugal en los que puedes asociar tu matrícula a tu tarjeta de crédito y así dejarnos de historias de que si te multan o no, aunque reconozco que el año pasado fuimos a Oporto y no pagamos ninguno de estos peajes electrónicos y no nos ha llegado nada.

Llegamos a Asturias a eso de las 8:00 de la tarde tras haber pasado unos días muy chulos en las siempre hermosas Lisboa y SintraAplauso