Día 6: Es Canaret y hasta siempre Ibiza!

Cómo la recepción estaba cerrada y ya le habíamos pagado el resto, 287€, a Miguel ángel por el apartamento, recogimos las cosas para dejar el apartamento a la hora convenida, entre las 12 y las 12:30, y nos fuimos a la piscina con todo en el coche ya, pensando en dejar la llave al irnos camino de alguna cala con duchas para luego asearnos antes de ir a cenar y coger el avión a las 22:50; llamé por teléfono y ahí es cuando pregunté por la posibilidad que habíamos hablado a la llegada de seguir en el apartamento si no lo tenía ocupado para hoy y en caso contrario si le dejábamos la llave en el buzón que había afuera de la recepción y, oh maravilla, no lo tenía ocupado con lo que podíamos quedarnos hasta la hora que quisiéramos, oleee Aplauso

Con lo cual volvimos a descargar y meter las cosas en la nevera y cambiamos los planes y nos fuimos a una cala que nos habían hablado muy bien de ella, Es Canaret; si buscáis en Google maps os la sitúa en medio del agua en una cala, y mejor no seguir ese camino u os perderéis, nosotros tuvimos que parar y volver a mirar la vista satélite, por un camino de tierra, para dar marcha atrás e ir por el sitio correcto. Os pongo las coordenadas de donde aparcamos nosotros, que es donde dicen algunas páginas que hay por internet, sobre Ibiza y sus calas, cerca de un depósito de agua y entrando por una pista de tierra que tiene bastantes baches la verdad > 39.103029, 1.487820 (si no queréis meter el coche por ahí por no tener el seguro y arriesgaros a darle un golpe en los bajos o algo, dejadlo antes de entrar en éste último camino, realmente son 300 metros antes nada más) y éste otro dónde vimos coches aparcados y debe existir también un camino para bajar > 39.101575, 1.486622 , están cerca el uno del otro.

Se baja por un camino que atraviesa los jardines del casoplon del multimillonario alemán de turno, que el muy listo cerró todos los accesos a la cala obligándole el gobierno balear a abrir un camino (señalizado como Sendero Público) lo que hace que podamos estar dentro de sus jardines y ver el casoplón sin problema mientras bajamos a la cala.

La cala en si, de lo mejor de Ibiza, agua espectacular, ideal para el Snorkel con varias zonas y muchos peces (algunos vieron un pulpo), así como unos yates enormes anclados en la misma, lo que dice que el lugar es bueno :-); y lo mejor, sólo había dos parejas más, todo un lujo en Ibiza. No dejéis de visitar ésta cala si tenéis tiempo y queréis huir de las masificadas calas del sur.

A eso de las 16:30 emprendimos el camino de subida, llegando al coche que estaba algo calentito, 39 grados, con lo que hubo que poner el a/c a todo trapo para poder meternos en él!

Volvimos al apartamento, nos duchamos etc y nos fuimos para el aeropuerto, previo paso por la gasolinera para entregarlo con el depósito lleno (aquí si te piden el comprobante de la gasolinera ya que ésta debe estar en un radio de 5kms como mucho); la dirección de la gasolinera para Google maps es> Carretera de l’Aeroport, 116, 07817

Tras cenar tranquilamente en el aeropuerto, algún resto que aun teníamos y un menú, embarcamos puntualmente en el vuelo de las 2:50 de Volotea, de vuelta a nuestra querida Asturias con el buen sabor de boca que siempre nos deja Ibiza.

FIN