Día 2: Cala Xarraca e Ibiza Puerto

Amanece un soleado día y tras desayunar en el balcón tranquilamente, llenar la neverita portátil y hacer la comida de hoy (wraps de pollo y hamburguesas con lo que habíamos comprado en el Lidl) nos fuimos a Cala Xarraca, llegando a eso de las 11:20. Lo primero que sorprende es el enorme casoplón que está pegado al mar (¿Ley de Costas? ejemm) así como el color turquesa de sus aguas, aunque habiendo estado en Menorca la semana anterior ya no nos sorprendiera nada Guiño

Joder que patriótico Muy feliz

Aquí hay un restaurante también para poder comer allí si no lleváis comida, así como posibilidad de alquilar tumbona, sombrillas, patinetes acuáticos etc; otro punto a favor de los apartamentos fue encontrar una sombrilla grande en un armario, que nos dio la vida los 6 días; se puede hacer snorkel hacia ambos lados de la cala misma, donde hay calitas más pequeñas de roca y algún nudista, cosa que no abunda tanto como en Menorca pero hay y a mi no me molestan en absoluto; también se puede ir andando bordeando la casa, ya que hay un sendero, y tirarte al agua desde otras rocas, al igual que desde la roca más grande que hay en medio de la cala misma, y volver nadando etc; la verdad que no está nada mal ésta cala, nos gustó a pesar de ver 3 o 4 medusas por ahí perdidas que no dieron ningún problema.

 

Tras comer allí y nadar bastante haciendo snorkel, a eso de las 16 nos fuimos para el apartamento y su piscina, a terminar de relajar Amistad

Nos arreglamos y a eso de las 19:30 nos fuimos hasta Ibiza y su fantástico puertoaparcando al lado mismo, donde el año pasado, un sitio off the record gestionado por gorrillas, que por un euro, si quieres, te permite dejar el coche en el mismo centro y sin ningún problema

Ésta es su localización: 38.913510,1.435039

Vista desde la carretera de la Ciudad Vieja:

La clásica foto con el monumento en honor de los marineros:

El ambiente es fantástico, las terrazas llenas, los puestos en la calle, subir hacia Dalt Villa callejeando… un sitio con mucho encanto, sino el mejor de Ibiza en ese sentido; nos tomamos unas tapas más batidos y cañas, amén de comprar algún que otro souvenir y a eso de las 23 horas nos fuimos a por el coche sin ningún problema, de vuelta al Apartamento a descansar.