IBIZA 2015

Este año ya tenemos preparado desde hace mucho tiempo nuestro gran viaje a la Costa Oeste de Estados Unidos, el cual podéis ver en el diario de Los Ángeles, San Francisco, Las Vegas; pero no podemos dejar pasar la oportunidad de volar gratis con Volotea gracias al concurso de bautizar un avión, Asturias Spirit, que ha ganado mi marido.

DÍA 15: cogemos el vuelo por la tarde, está previsto para las cuatro, pero se retrasa hasta la noche. La idea era llegar, coger el coche de alquiler y pasar por el supermercado, ya que es sábado y nos vamos
a los Apartamentos Xaloc en San Antonio de Portmany, una zona bastante tranquila. Al retrasarse el vuelo decidimos ir hasta el Mercadona y hacer acopio de víveres para cenar ese día y desayunar al día siguiente.

Llegamos a Ibiza a las once de la noche. Cogemos el coche que previamente hemos reservado con Hiperrentacar (te vienen a buscar al aeropuerto y están al lado del mismo) y nos dirigimos a los apartamentos a deshacer las maletas y cenar lo que hemos traído de Asturias.


DÍA 16: desayunamos en la terraza del apartamento y nos dirigimos a Cala Comte, situada al oeste de isla y conocida como una de las más bonitas de la isla. La verdad, que yo no tuve tiempo a valorar su
belleza, ya que nada más meterme al agua me picó una medusa en el brazo que, como podéis observar en la foto, me dejo tatuada su silueta.

La culpa no fue de la medusa, sino mía al no ver la bandera que advertía de su presencia (aquí en Asturias no estamos acostumbrados a éste tipo de banderas). Después de recibir los primeros auxilios en el puesto de socorrismo nos fuimos a Cala Tarida, también muy bonita y paradisiaca, pero que ese día sufría también la presencia de estos animales marinos tan indeseables…

Huyendo de las medusas y después de preguntar al socorrista que playas estaban más libres de ellas, nos vamos a Cala Bassa, situada no muy lejos de las anteriores y bastante más grande.

A la buena vida

Suele ser frecuentada por famosos y estar siempre a rebosar, pero encontramos aparcamiento por cinco euros todo el día, así que aquí nos instalamos, ya que íbamos provistos de comida y bebida, como es habitual.

Nos colocamos en una esquina, lejos del chiringuito, que es donde más gente hay normalmente y luego nos dirigimos a la zona de las rocas para hacer snorkel.

Después de un fantástico día de playa nos fuimos al apartamento a cambiarnos para ir a cenar a
la zona del Puerto de Ibiza; conseguimos aparcar un poco antes del mismo Puerto, en una zona de gorrillas en la que, por 1 €, dejamos el coche las horas que sean y en donde repetiríamos para aparcar al año siguiente que volveríamos a las Islas Pitiusas al volver a ganar yo otro concurso de bautizar aviones.

Damos un paseo subiendo por la antigua ciudad amurallada, disfrutamos del ambiente y finalmente cenamos en una terraza de un restaurante de comida rápida situado en el centro del Puerto, ya que los precios que hay en los restaurantes de esa zona, no son para gente ahorradora como nosotros…


DÍA 17: nos levantamos temprano y cogemos el ferry de Aquabus hacia Formentera, una isla paradisiaca, que merece la pena visitar aunque solo sea por sus caribeñas playas. Se sale desde Playa Den Bossa, al pasar el Hotel Sirenis y girando a la izquierda por la Carrer de la Punta (google maps, Carrer de la Punta 3, 07800 Eivissa) hay aparcamiento de sobra y gratuito en una explanada, para dejar el coche ahí todo el tiempo que estemos en Formentera o incluso el dia entero. El trayecto dura alrededor de tres cuartos de hora y finaliza en el puerto de La Savina.

Una vez allí alquilamos una moto con Motorent Pujols, sin duda alguna el vehículo más usado en esta isla. Nos dirigimos al faro de la Mola, está a media hora más o menos pero ofrece unas vistas muy bonitas de la isla. (queríamos ir al de la película de Lucía y el sexo, pero nos equivocamos, ya lo veríamos al año siguiente)

Como es habitual vamos provistos de comida y bebida, así que nos vamos a la playa de Illetes, una de las más famosas situada en el parque natural de las Salinas. La entrada para peatones y bicicletas es gratuita, no así para vehículos de motor, cuya entrada está restringida y hay que pagar 4 euros. Lo mejor es ir temprano para asegurarnos el poder visitarla. Pasamos el día allí, un lugar ideal para relajarse y hacer snorkel.

Volvemos alrededor de las seis, tras haber disfrutado de este auténtico paraíso, y cenamos algo por la zona de San Antonio.


DÍA 18: hoy es nuestro último día, aunque quisiésemos estar más días no podríamos ya que tenemos que poner rumbo a nuestro gran viaje a la Costa Oeste de EEUU. Una escapada a Ibiza y Formentera con vuelo gratis siempre sienta bien por pequeña que sea…


Cogemos el vuelo a última hora de la tarde así que nos vamos a Cala Codolar, situada al Oeste de la isla, bastante tranquila y poco masificada, para disfrutar hasta el final de las maravillas que ofrece Ibiza.

FIN