Día 2: Oakland y San Francisco

Tras conseguir llegar al Aerobus, como comenté el día anterior, llegamos sin problema en 30’ al aeropuerto, en donde hicimos el checking y control de seguridad más rápidos de mi vida aeroportuaria!, en 20 minutos habíamos facturado y pasado el control! Para que luego te digan que te des prisa viniendo antes….con lo que tuvimos tiempo para desayunar en un McDonalds tranquilamente y prepararnos para las 12 horas de vuelo hasta Oakland (habíamos cogido una maleta facturada y llevábamos dos de mano + mochilas, con bastante comida, ensaladas etc, hasta una neverita con placas de hielo con Humus, chocolate etc ya que el vuelo no incluía comidas, pero ¿qué podíamos pedir por ese precio? Muy feliz

Pues sí, finalmente volamos! Aplauso

El vuelo, pues como todos estos tan largos, dormir lo justo, comer, ver películas en la pantallita del asiento, pasear por el avión…el caso es que llegamos sin mayor problema a las 15:30 hora de San Francisco (9 horas menos que en España) y quedaba el coñazo de siempre: pasar el control de entrada a EEUU….tras meter el pasaporte, hacernos la foto, huellas etc en las máquinas automáticas y pasar el control con el agente, pudimos ir a por el coche de alquiler en el aeropuerto de Oakland, una hora y pico después, es inevitable ésta pérdida de tiempo para entrar en USA, que le vamos a hacer.

El papelito que te dan las máquinas automáticas y que debes presentar luego

Llevaba impresos los “Skip the counter” de Álamo, es decir, pasar del mostrador e ir directamente al coche, cosa que hicimos; primero cogimos el shuttle desde el aeropuerto a la central de Álamo, 10 minutos, y después fuimos a la categoría de coche que habíamos elegido, Economy, metimos las maletas y a la salida te piden el papel que traes imprimido, que tiene un código de barras, el permiso de conducir (dí el de España y sin problema) y una tarjeta de crédito; te escanean el papel, otro del coche y carretera, con el GPS del google maps del móvil nos fuimos, previo paso por el Oracle Arena donde juegan los Golden State Warriors:

dirección al Golden Gate desde el aeropuerto de Oakland, a donde llegamos unos 50 minutos después (a eso de las 17:50) pasando por Sausalito, que nos pareció el típico pueblecito pesquero pijo (aquí en Asturias sabemos mucho de pueblos pesqueros, lo siento Sausalito, no nos pareciste gran cosa)

Paramos en Battery Spencer, el mejor mirador para el Golden Gate, que ya conocíamos de hace 2 años, cuando vinimos a conocer esta bella ciudad, que la verdad que enamora Amistad ; tras disfrutar de las vistas de la bahía, el skyline con la Pyramid, Alcatraz etc, cruzamos de vuelta el famoso puente (recordad el peaje electrónico que hay que pagar luego por internet)

Cruzando el Golden Gate

 

La conocida Transamerica Pyramid de San Francisco a través de los cables de los no menos populares tranvías

y nos fuimos al famoso Fishermans Wharf (El Puerto de Pescadores) a cenar algo (aun siendo las 19 pero teníamos hambre), previa bajada por la mítica Lombard Street con la Coit Tower al fondo, a lo Steve McQueen cómo no!

Bajando por Lombard Street

Aquí aparcamos y metimos para un par de horas en los típicos parquímetros americanos (todo con la tarjeta Master Card de WeSwap, donde llevábamos los dólares) y nos pedimos unos fish & chips y una cesta de gambas rebozadas y patatas que nos supo a gloria bendita.

Como el hotel, El Camino Inn (88€), decía que check in hasta las 21 y viendo que íbamos justos, llamé para contar que vuelo retrasado etc etc y nos dijeron que hasta las 23 no había problema, asi que genial y sin prisas nos fuimos al barrio chino a comprar suvenires, como la última vez hace 2 años.

Recordamos la tienda que habíamos visto más barata (Gran avenue cerca de Clay Street, junto a una máquina de Zoltan

que aún seguía allí, como en la peli de Tom Hanks de BIG), ya que nos lo recorrimos bien la última vez hasta la Puerta del Dragón, pero comprobamos que los precios habían subido desde entonces, con lo que no compramos tampoco tanto, aunque si unos detalles.

El hotel bien, habitación con nevera, la cuenta para congelar las placas de la neverita y las ensaladas, cama cómoda y desayuno incluido, aunque al tener el vuelo pronto, 8:10 am, no pudimos disfrutarlo, como nos pasó en el de Barcelona. sleep