FIN DE AÑO EN PARÍS. 2012

DÍA 31: Ç

¡Último día del año y estamos en París! Esto es lo que tiene la magia de viajar…:-)

Comenzamos el día en la zona del Hotel de la Ville, sin duda alguna admirable, entramos en un centro comercial que hay justo al lado, “el Bazar del Hotel”; hacemos algunas compras en unos puestos que hay afuera y yo me quedo con ganas de una preciosa cartera de mano que veo en la primera planta. Son 50 euros y no quiero gastarme ese dinero, pero cual sería mi sorpresa el día de reyes al ver que un rey mago fue a por ella mientras yo patinaba en la enorme pista de hielo que colocan delante del hotel.

Después de una hora patinando decidimos buscar un puesto ambulante para comer y nos vamos al Panteón; allí admiramos el péndulo de Foucault, con el que en 1851 el célebre físico francés demostró la rotación terrestre en ese mismo punto, y visitamos la cripta con las tumbas de Marie Curie y Victor Hugo, entre otros ilustres de Francia.

Alrededor de las cinco nos vamos al hotel a descansar para coger fuerzas para la noche que iba a prometer…

Para celebrar el fin de año habíamos reservado un picnic con crucero por el Sena por 40 euros cada uno, la verdad que fue un poco caro porque fue bastante cutre. La noche estaba lluviosa y fría y  al lado del río mucho más. La cena consistía en unos pastelitos salados y un pequeño postre; el paseo por el río de noche no tiene mucho sentido porque no se puede apreciar nada, excepto las luces de la ciudad. La verdad que el plan, en esta ocasión, no fue muy acertado…

Vistas desde el barco

Al terminar el crucero decidimos cobijarnos debajo de la Torre Eiffel, hacía muchísimo frío, viento y además llovía. Comenzamos a ver que aquello se llenaba de gente borracha y para colmo el metro esa noche era gratuito, así que en un arrebato a la desesperada decidimos irnos antes de las doce y comimos las uvas en el metro de París mientras oíamos las campanadas desde allí.

Sin duda alguna, un fin de año para recordar…