Día 8: Vuelta a casa.

Nos levantamos a las 6am, nos trasladaron sin problemas al aeropuerto, hasta venía uno de pistola en el bus, por seguridad imagino, y con Air Egipt de vuelta a Madrid donde habríamos de esperar hasta casi las 23 para coger el de Ryanair que nos devolvería, sanos y salvos jaja, a Asturias.

En resumen un viaje fantástico, con la sensación de haber disfrutado y conocido lo esencial de un país con tantos siglos de historiala majestuosidad de las pirámides y de Abu Simbel, lo “chocante” del tráfico en El Cairo, la explosión de vida nocturna en El Khalili, lo enorme que es el Nilo y como vive la gente en sus orillas desde hace milenios…desde luego una experiencia única de la que guardamos un gran recuerdo; en cuanto a Atrápalo e Image Tour, que tanto malo habíamos leído, sin problema, también porque no contratamos excursiones, los traslados fueron bien y el cambio a cinco estrellas nos encantó, así que perfecto.

Aplauso Hasta otra Egipto! Aplauso