Día 4: ASSUAN Y ABU SIMBEL

Durante la noche llegamos a Asuan. Comentar que yo había contratado, gracias al foro de losviajeros, con Twowaysegipt, y no me arrepiento porque nos fué muy bien, pagamos 70$ cada uno, cierto que hay que regatear pero yo aquí no pude cerrarlo hasta el ultimo momento, al no saber nombre del barco ni camarote y no tener internet a bordo (pagando, 30 libras, media hora); pero como digo, muy bien, un Kia nuevo, o eso parecía, guía y chofer.

A las 3am nos levantamos porque hemos quedado con el representante de twowaysegipt a las 3:30, asi que pertrechados con sombrero y pañuelo palestino nos disponemos a abandonar el barco; vemos que a la gente de la excursión les están dando una caja picnic con el desayuno, nosotros pensamos que al no ir con el barco no tenemos derecho a ello y desembarcamos.

Allí nos espera Abdulá en nombre de la agencia (muy majo) y al vernos sin el picnic entra al barco y nos saca dos cajas diciendo que lo tenemos pagado con el barco (punto para la agencia!!), nos metemos en el coche donde nos presenta a nuestro conductor y nos vamos al punto de salida donde se reúnen todos los autobuses etc para salir juntos (aunque lo de juntos es en teoría porque más que nada, como nos explicaron, es para llevar un control de los vehículos que van, el ejercito los va anotando). Una vez que salimos, a eso de las 4:15 y previo rezo del guía y demás conductores, con sus alfombritas en el suelo, salimos a toda pastilla para Abu Simbel, a donde llegaremos los primeros, porque como he dicho luego es un poco anárquico, y la forma de conducir de los egipcios..ufffff!! Chocado

Abu Simbel es majestuoso, no tengo otra palabra, rodeas la montaña y de pronto ves el Templo de Nefertari y el de Abu Simbel, movido unos cientos de metros, como nos explica Abdulah, de la orilla del Lago Nasser para evitar que se inundara, y que en agradecimiento al apoyo de España nos regalaron el Templo de Debot, hoy en Madrid.

Templo de Nefertari y Abu simbel al fondo.

Abu Simbel.

Como no dejan entrar a los guías, nos resume un poco que es lo que vamos a ver, hace bastante calor ya, 7:30am, y con buenas palabras le digo que nos espere en el coche que ya lo vemos por nuestra cuenta, no soy de aguantar explicaciones interminables sobre todos los jeroglíficos que hay en el Templo!!(Otra de las razones para no ir con la excursión del barco, los vimos sufrir al sol escuchando la chapa del guía…) yo me llevo la información de casa y sé lo que quiero ver.

Nefertari y Ramses II derrotando a sus enemigos.

Hago un inciso en cuanto a lo del calor, nos metieron mucho miedo, hasta en el control de pasaportes de Madrid.. ¿Sois de Asturias y vais a Egipto en Agosto? estais locos…reconozco que en Edfu y Abu simbel si que hacía calor calor, como en Madrid con 40 grados, sombreros, agua y sin problema; en El Cairo mejor, sobretodo de noche.

Tras pasar 3 horas admirando la belleza del lugar, con el espectacular Lago Nasser:

volvemos de Abu Simbel al barco (otras 3 horas) dando por concluida nuestra relación con la agencia (que posteriormente me mandarían un email agradeciéndome haberles recomendado a otra pareja que conocimos en el barco, Mikel y Rocío).

Llegamos a eso de las 13:30 por lo que vamos a comer y, para no variar, sin barullo porque aun no ha llegado la gente de la excursión que venía en el bus, del cual echaron pestes porque era viejo etc….Cuando llegan ya estamos en las tumbonas de la piscina disfrutando de las vistas de Assuan y sus falucas recorriendo el Nilo, reconozco que es un sitio muy bonito.

Faluca

Asuan

A media tarde nos acercamos al mercado local, son 4 o 5 calles que están cerca de donde atraco el barco, así que tras sortear a los taxistas, caleseros, “faluqueros” y demás vendedores nos recorremos el mercadillo disfrutando del ambientazo ya que atardece y se preparan para comer puesto que están en Ramadan, como digo un ambiente de lo más animado (siempre cuidando de llevar bolsos, mochilas etc bien vigiladas porque no falta quien se acerca mirándolos).

Volvemos del mercado sobre las 19 horas y nos decidimos a dar un paseo por el Nilo en faluca, la típica embarcación egipcia de vela triangular que lleva recorriendo el Nilo desde tiempos inmemoriales; nos piden 16 liras egipcias por los dos, se lo repito varias veces y me dice que si, supongo que es tan barato porque a esa hora no hay mucha gente (error, otro intento de timo al pedirnos 60 a la vuelta).

La faluca esta limpia y montamos con el patrón y otro chico que le ayuda, zarpamos viento en popa y a toda vela surcando el Nilo mientras anochece en Assuan, unas vistas únicas y con mucha magia…

El problema surge cuando estamos Nilo arriba y de pronto alguien apaga literalmente el aire!! La brisa desaparece y quedamos a merced de que Céfiro vuelva a soplar porque aquello sino va con la corriente a paso tortuga.. el patrón nos dice que al ponerse el sol siempre pasa eso (¿por qué no nos lo dijo antes!!); el resumen es que lo que hicimos en 20 minutos tardamos en desandarlo una hora y pico, además casi a oscuras y pegados a la otra orilla para intentar coger algo de aire, viendo sombras moverse por la ribera que en cualquier momento podrían saltar al barco…ahí me puse algo nervioso y con los músculos en tensión por si tenia que empezar a repartir guantazos si alguien saltaba…cuando nos alejamos ya pude estar más tranquilo pero sería mentir no decir que hubo tensión.
Como la corriente nos empujaba al medio del rio y no llegábamos a la otra orilla tuvieron que empujar con palos, como los gondoleros, pero costó dios y ayuda poder situarnos al lado de barcos atracados en un restaurante algo más arriba de nuestro querido Nile Shams.

Cuando le fui a dar las 16 libras egipcias (2,14€) fue cuando me pedía las 60 (8€), que tampoco es mucho al cambio por casi dos horas de navegación, pero no soporto que me tomen por idiota y nos vamos que ya llegamos tarde a la cena; aunque me sigue diciéndome que como le trato así, que eso es muy poco etc etc, paso de él mientras despotrica contra los italianos…error, somos españoles jejeje, y lo mando a paseo por no darle un guantazo, a fin de cuentas se gana la vida e imagino que lo del “sixteen” y el “sixty” le habrá funcionado muchas veces. (La faluca es una que pone Bob Marley etc, tened cuidado).

Tras la cena tomamos algo en la terraza de la piscina junto con nuestros compañeros de crucero, Miguel, Jose y Palmira etc y a una hora razonable nos retiramos a nuestro camarote porque el día empezó a las 3am y se a hecho largo.