Día 2: LUXOR Y ESNA

Nosotros nos levantamos a las 8, desayunamos solos y desembarcamos algo más descansados que la gente de la excursión del barco.(un cartel avisa que zarpamos a las 13 horas).
El primer contacto con la tierra de los Faraones es algo preocupante, porque no hay nadie, ni taxis ni nada, pero en apenas 50 metros se acerca el guarda de esa zona del puerto y nos lo ofrece Aplauso …como aun somos algo pardillos no regateamos mucho porque tenemos el tiempo justo y por 20 euros (bastante más barato que la excursión del barco) contratamos pack completo, Valle de los reyes, Hatshesut, Colosos de Mennon, Templo de Luxor y Karnak.

El Valle de los Reyes, que decir, sobrecoge, amen del calor Avergonzado , a la entrada y tras varios vendedores se nos acopla un niño de unos trece años y nos hace de guía para sacar las entradas; cogemos las de Tutankamon porque nos sale al 50% con el Isic, así que sacamos también las del trenecito que te sube a la entrada, con nuestro niño guía que nos dice cuales son las mejores que están abiertas. Sinceramente son muy chulas pero nosotros queríamos ver la de Tuthankamon, ya solo bajar las escaleras los pelos como escarpias, yo que había leído el libro de Howard Carter con todo lo del descubrimiento, el catalogo de todo lo encontrado etc, no pude mas que murmurar por lo bajo: “Veo cosas maravillosas” Sorprendido (momento friki)…ante la mirada extrañada de mi novia jejeje

20120731_093348

Mucho calor en el Valle de los Reyes.

Allí está el pobre faraón, momificado, tieso como un pergamino arrugado, el guía de dentro te ilumina con la linterna y te deja colarte en la zona del sarcófago, luego una propinilla, como siempre…

Volvemos al trenecito con el tiempo justo de grabar un video de estrangis, no dejan hacer fotos aunque si quieres las puedes hacer, no vi demasiada vigilancia en ese sentido.

Nos dirigimos al vecino Templo de Hatsehtshut, hermoso enclavado en la montaña, donde nos hacemos amigos de unas niñas a las que damos caramelos de cereza que les encantan! Ya veréis que en cuanto ven una pareja hacerse una foto uno al otro enseguida viene alguien para hacértela y pedir propina, creo que llegara el día que la pidan por respirar aire egipcio…

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

De camino al templo de Luxor paramos ante los Colosos de Mennon, mudos testigos del paso de los siglos y guardianes de glorias pasadas hace ya muchos años, ahora solo custodian el campo y la miseria…

SONY DSC

Como vemos que Ra avanza inexorable en su barca solar decidimos ir hacia el Templo de Karnak y dejar el de Luxor para lo ultimo, un friki como yo no pude dejar de visitar el templo que visito Peter Ustinov en el papel de Hercules Poirot en la celebre: Muerte en el Nilo;

SONY DSC

SONY DSC

SONY DSCSONY DSC

SONY DSC

SONY DSC

Así pues cargados de las pertinentes botellas de agua nos adentramos por la Avenida de los Carneros para entrar en la celebre Sala Hipostila, impresionante, lo que daría uno por haber visto este templo en todo su esplendor…

Tras dejar divagar la mente en Karnak nos dirigimos al de Luxor, como queremos volver con tiempo al barco, lo vemos por afuera, el famoso obelisco cuyo hermano esta en la Plaza de la Concordia de parís:

SONY DSC

SONY DSC

En el barco lo de siempre, comer antes de que empiece a llegar la marabunta (no es que seamos unos marginados y pasemos de la gente es que nos asignaron una mesa el primer dia los dos solos al lado de la ventana y estábamos de lujo allí con unas vistas al Nilo inmejorables) para luego subir a la terraza.

20120731_130856

Tarde de piscina y llegada a la Esclusa de Esna, donde al haber una diferencia de nivel en el Nilo entre la parte de debajo de la presa y la de arriba, entras en la esclusa, cierran por detrás, dejan entrar agua hasta que el barco sube y se iguala la altura a la del Nilo en ese tramo, abren por delante y continua; pero lo sorprendente de esta operación es que a los lados del barco mientras éste esta en el dique con el agua subiendo, se concentra un enjambre de vendedores que empiezan a arrojarte toallas, camisetas, manteleria, chilabas etc, metidas en bolsas de plástico, y aquello es un autentico show, surrealista ver llover camisetas, toallas, mantelería etc encima de la gente o cayendo en la piscina, amen de niños que lanzan botes pequeños para que les metas alguna moneda; alguno lo hizo y, al devolvérselo, un niño mas grande se lo quito, por eso recomiendan darles bolis etc porque si no les dan palizas…pobres.

Vendedores en la esclusa.

Llegamos a Esna, francamente no se porque para aquí el barco ya que te dicen que si sales dejes el reloj, móvil, etc…desde el puerto se ve una calle, debe ser la principal y no inspira confianza ninguna, con lo que decidimos tomar algo en la terraza con otra gente del barco; alguno que bajó nos dijo que lo peor de lo peor…

Anochece en Esna.