Cabo Ortegal, San Andrés de Teixidó (2019)

El tener una casa en Trevías, un pueblo cercano a Luarca, nos permite disfrutar a menudo de pequeñas escapadas a la costa gallega y que mejor momento para hacerlo que la celebración de nuestro quinto aniversario de boda.

Salimos de Trevías alrededor de las once, después de dejar a los peques con mi suegra, el aniversario siempre es para nosotros, jejejeje

Después de dos horas llegamos a Cabo Ortegal, vemos el faro y disfrutamos de sus vistas allí donde el Cantábrico y el Atlántico se unen.

Impresionantes vistas

Después nos dirigimos a comer a un bar que he mirado de camino, “Bar O’coto”, el típico de comida casera y con un menú compuesto de primero plato y  segundo, postre, café y bebida por 10 euros. Sin duda alguna, todo un acierto, comida casera y tradicional, además de abundante; junto con un trato amable y cercano.

Habiendo recogido fuerzas ponemos rumbo a San Andrés de Teixidó, haciendo antes una pequeña parada en el Miradoiro do Cruceiro de Teixidelo, con el monumento a Leslie Howard, actor que falleció al ser abatido su avión frente a estas costas por aviones alemanes volviendo de Lisboa hacia Inglaterra en 1943

A la memoria de Leslie Howard

San Andres es una pequeña aldea con una hermosa ermita situada en las rías altas. Como manda la tradición pusimos vela al Santo y bebimos de la fuente de los tres caños, más abajo de la ermita.

Compramos algún recuerdo y nos fuimos a los cercanos y espectaculares Acantilados de Vixia de Herbeira, para continuar en dirección al Pazo da Merced, en la localidad de Neda, junto al Ferrol.

Llegamos allí a media tarde y aunque tiene una preciosa piscina no la pudimos aprovechar, ya que había mucho viento y el día estaba fresco. Si bien tiene unas vistas preciosas la ría y es un lugar tranquilo y con encanto.

Después de dejar las cosas y ver un poco el entorno nos fuimos a cenar al California Eder, un restaurante ideal para nosotros, ya que está decorado con escenas de diferentes lugares del mundo, Hawai o  California entre otros y mi marido y yo nos dedicamos a intentar encontrar alguno donde no hubiésemos estado ya…jajajaja

Ambientacion Made in USA

La comida buenísima y abundante, nos gustó muchísimo:

Al salir entramos en el Centro Comercial Odeon, que está justo enfrente (no estamos ya acostumbrados a hacer lo que se nos apetece en cada momento y de manera tranquila sin los peques…se nos hace raro ir sin ellos ya…).

Al día siguiente desayunamos en el pazo tranquilamente y digo esto porque había un absoluto silencio en el comedor, por eso os digo que es un lugar ideal para desconectar. El desayuno muy bueno también, (embutidos, tostadas, croissants y algo de bollería, café y  zumo natural exprimido en el momento).

Vistas desde la habitación

Después de abandonar el pazo nos dirigimos al Castelo de San Felipe, una antigua construcción militar digna de ver; tiene unas vistas espectaculares:

Para acabar nuestro tiempo de relax, que como veis nos suele cundir bastante, nos fuimos a la playa de Portocelo, situada cerca de San Ciprian y una hora y media de nuestro destino de vuelta.

El agua era una balsa

Tras comer lo que teníamos preparado, empanada etc, nos volvemos el domingo habiendo aprovechado el fin de semana.